¿POR QUÉ MI HIJO NO HABLA?

Aquí tenéis una posible explicación a esta situación que tanto nos preocupa. Si en tu familia os encontráis con esta situación o alguna parecida os recomendamos leer este artículo.

Cuando nuestro hijo  cumple un año deberían de aparecer las primeras palabras: “papá”, “mamá”, “agua”, “pan”… pero no todos los niños evolucionan  al mismo ritmo y es posible que las tan deseadas primeras palabras aparezcan un poco más tarde. El tiempo avanza, el niño ya tiene dos años y no construye frases para pedir, no nombra objetos e incluso no los señala. Parece que es un niño muy distraído que a pesar de querer jugar con sus amigos se cansa o se aburre y acaba estando solo. En casa, no hace caso, no colabora en las tareas, le cuesta seguir rutinas. A pesar de ello, lo que más me preocupa es que no dice palabras pues en muchas ocasiones se pone a llorar y no  se que le pasa….¿Por qué mi hijo no habla?

LA COMPRENSIÓN DEL LENGUAJE, LA GRAN OLVIDADA

Este podría ser un caso común que experimentan algunas familias. Ven que su hijo no habla, que no puede expresar lo que le pasa y pasan mucho tiempo intentando que pida las cosas pero no consigue que lo haga. Una de las posibles causas está en la dificultad de la comprensión oral. Estos niños no son capaces de nombrar los objetos porque no comprenden el mundo que los rodea, tienen dificultad para guardar en su mente la imagen de un objeto asociada a una palabra. Cuando el mensaje está compuesto de varias palabras la tarea se complica…no son capaces de estructurar la información, ven que no pueden hacer lo que les dice mamá o papá, que no puede jugar con sus amigos y ahí aparece la frustración y el enfado sin poder dar una respuesta oral o gestual.

¿QUÉ PUEDO HACER EN CASA?

  • Observar cuáles son sus intereses: dibujos, juguetes, juegos…, hablar sobre ellos, comentar qué hacen o qué se puede hacer con ellos, etc.
  • Utilizar un lenguaje sencillo con frases cortas y bien estructuradas: dame el vaso, coge la cuchara, etc.
  • Aprovechar las rutinas diarias. Mantener diálogos sobre lo que se está haciendo en ese momento.
  • Utilizar sistemas de comunicación aumentativa guiados por el logopeda.
  • Juegos de interacción: cucú-trastrás, cosquillas, escondite. Para establecer turnos e interacción social.

Si te has visto reflejado en esta situación puedes poner en práctica estas pautas. Igualmente acude a nuestro centro, Clínica Polivalente RCB  y solicita una cita con la  logopeda para que un profesional valore la situación y diseñar un plan de intervención específico para tu hijo.

Categorías Logopedia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

C. RCB - Guadalupe

Av Principe de Asturias 2, 30107
Guadalupe, (Murcia)

646 39 42 77
guadalupe@clinicarcb.com

C. RCB - Llano de Brujas

C/ Reina Sofía 6, 30161
Llano de Brujas, Murcia

670 95 31 11
llanodebrujas@clinicarcb.com